Antecedentes
Con la Convención Sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW, por sus siglas en inglés ), la cual fue adoptada por unanimidad por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 18 de diciembre de 1979 y, que entró en vigor hasta 1981, se creó la primera Carta Internacional a favor de los Derechos Humanos de las Mujeres.

Por ello, la CEDAW es el marco jurídico obligatorio de los países que la ratificaron para lograr la igualdad de género; el empoderamiento de las mujeres y las niñas; además de la incorporación de la perspectiva de género en todas las instituciones, políticas y acciones implementadas por los Estados Parte; para garantizar a las mujeres el derecho a la igualdad y a la no discriminación; así como para mejorar la condición jurídica, social, económica y laboral de las mismas.

Así mismo, con la finalidad de dar cumplimiento a lo establecido por la CEDAW y evaluar los compromisos hechos por los Estados Parte, la Recomendación General Número 6, del Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer, la cual hizo referencia al “Mecanismo nacional efectivo y publicidad”, encomendó “se establecieran o reforzaran los mecanismos, instituciones o procedimientos nacionales efectivos, a nivel gubernamental elevado y con recursos, compromisos y autoridad suficientes”; de tal manera que pudieran formular políticas públicas y aplicar estrategias y medidas encaminadas a eliminar todas las formas de discriminación contra las mujeres y niñas.

Con la Declaración de Beijing (1995) y su Plataforma de Acción en la IV Conferencia Mundial sobre la Mujer, celebrada por los representantes de 189 países, se estableció un nuevo compromiso internacional para alcanzar las metas de igualdad, desarrollo y paz de las mujeres de todo el mundo; con ello, se trató de dar cumplimiento a los acuerdos realizados en la Década de la Mujer de las Naciones Unidas (1976-1985).

Desde 1998, México buscó alcanzar sociedades más equitativas entre mujeres y hombres a través de la armonización de su legislación interna, así como consolidar los mecanismos para el adelanto de las mujeres, tanto a nivel nacional, estatal y municipal.

Los importantes instrumentos jurídicos que sirvieron como referencia para la consolidación del mecanismo para el adelanto de las mujeres en Zacatecas fueron:

a) La Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Contra la Mujer, que entró en vigor el 31 de diciembre de 1981;

b) Recomendación General Número 6, del Comité para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Contra la Mujer, aprobado en 1988;

c) Declaración y Plataforma de Acción de Beijing de 1995;

d) El Programa Nacional de la Mujer, concluido en marzo de 1996;

En Zacatecas, el 9 de abril de 1999 se realizó el Acuerdo Administrativo por medio del cual se creó el Instituto para la Mujer Zacatecana; mismo que se publicó el 21 de abril de ese mismo año, mediante Suplemento al Número 32, del Periódico Oficial, Órgano del Gobierno del Estado de Zacatecas.

Todo ello, con base en los tratados y recomendaciones internacionales hechas al Estado Mexicano, así como en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y la propia del estado, que establecen en los artículos 4 y 22, respectivamente, el principio de igualdad jurídica entre la mujer y el hombre.

De esa misma manera, el Plan Estatal de Desarrollo 1999-2004 incluyó la reivindicación de los derechos de la mujer como lineamiento para lograr un Estado con justicia social. En este se estableció como objetivo fundamental la definición de políticas que promuevan la igualdad de oportunidades y la plena equidad en el ejercicio de los derechos políticos, económicos, sociales y civiles. Dicho objetivo debería ser desarrollado en el Programa Estatal de la Mujer, como instrumento de planeación, conforme al cual, debería ejecutarse la política social del Estado a favor de las mujeres.

Por su parte, en el Plan Estatal de Desarrollo 2005-2010 para el estado de Zacatecas, se señaló que uno de los principios que sustentarán el desarrollo social sería el de equidad, el cual trata de una política social que contribuye a que todas las personas, familias y comunidades puedan acceder al bienestar y al desarrollo, mediante la construcción de nuevas y mejores capacidades ciudadanas, además del acceso equitativo a las oportunidades de empleo, salud, educación y seguridad social.

Fue a partir del 4 de abril de 2007 que, mediante Decreto número 438, se expidió la Ley del Instituto para las Mujeres Zacatecanas. Con esta disposición jurídica, el Instituto para las Mujeres Zacatecanas, el cual era un órgano administrativo desconcentrado de la Secretaría General de Gobierno, formó parte de los organismos públicos descentralizados de la administración pública estatal, con personalidad jurídica y patrimonio propios. Con ello, se logró un avance importante en el cumplimiento de las recomendaciones internacionales hechas a México, para fortalecer los mecanismos que contribuyen al adelanto de las mujeres en cada una de las entidades federativas.

De esta manera, las atribuciones del Instituto para las Mujeres Zacatecanas, principalmente, estuvieron encaminadas a apoyar en la formulación de políticas públicas gubernamentales para alcanzar la equidad de género; impulsar la incorporación de la perspectiva de género en el Plan Estatal de Desarrollo, en la Programación y en el Presupuesto del Estado y, asegurar el pleno ejercicio de los derechos humanos de las zacatecanas mediante la promoción y difusión de los mismos.

Para el periodo del gobierno estatal del 2010 a 2012, la sociedad civil organizada impulsó que el Instituto para las Mujeres Zacatecanas se convirtiera en Secretaría de las Mujeres; por ello, se realizó una reestructuración en la Administración Pública Estatal, contemplando la creación de la Secretaría, con la finalidad de ofrecer a las mujeres zacatecanas una nueva forma de hacer gobierno y de encaminar la Política de Igualdad del Gobierno del Estado de Zacatecas.

El 4 de agosto de 2012, mediante Decreto número 378, se publicó en el Periódico Oficial, Órgano de Gobierno, la Ley Orgánica de la Administración Pública del Estado de Zacatecas, a través de la cual se creó la Secretaría de las Mujeres, en sustitución del Instituto para las Mujeres Zacatecanas. Lo anterior, como una acción dirigida al fortalecimiento de la Instancia encargada de fomentar el desarrollo pleno de las mujeres, mediante su incorporación a la Administración Pública Estatal, con un nivel gubernamental elevado y con recursos, compromisos y autoridad suficiente para asesorar acerca del impacto de las políticas gubernamentales en las mujeres y, con capacidad para desarrollar e implementar estrategias y medidas encaminadas a eliminar la discriminación.

De ahí, que la Secretaría de las Mujeres tenga como propósito fomentar el desarrollo pleno de las mujeres, mediante el cumplimiento de los derechos y obligaciones consagrados a su favor, en el marco jurídico nacional e internacional; además, debe promover una cultura de igualdad entre los géneros en la entidad.

En este tenor, la Secretaría de las Mujeres cuenta actualmente con una estructura orgánica que garantiza y fomenta el respeto de los derechos económicos, sociales, culturales, civiles y políticos de las mujeres; así como la transversalización de la Política de Igualdad en todas las dependencias y entidades de la Administración Pública Estatal.

Actualmente, el Plan Estatal de Desarrollo 2017-2021 ya incorpora cuatro enfoques transversales, los cuales tienen como finalidad que la gestión gubernamental sea acorde al conjunto de políticas, planes, programas y acciones que garanticen el acceso y ejercicio de todos los derechos constitucionales: 1) Estado de Derecho; 2) Derechos humanos; 3) Perspectiva de género y 4) Objetivos de desarrollo sostenible. Con ello se permite el diseño de indicadores que midan y evalúen el cumplimiento de las políticas, programas y acciones por la igualdad sustantiva en Zacatecas.

El 1 de enero de 2017 entró en vigor la Ley Orgánica de la Administración Pública del Estado de Zacatecas, publicada mediante Decreto número 18, del Periódico Oficial, Órgano del Gobierno del Estado de Zacatecas, correspondiente al día 30 de noviembre de 2016. En el artículo 40 se establecen las atribuciones de la Secretaría de las Mujeres.

En dicha reforma, se contempla la incorporación del lenguaje incluyente de género, así como modificar el término equidad por igualdad, debido a que este último atiende a un principio constitucional que estipula que, tanto hombres como mujeres son iguales ante la ley. Así mismo, otro de los términos que fueron modificados fue el de ‘derechos de las mujeres´ por `derechos humanos de las mujeres´; para con ello, dar cumplimiento a la reforma de 2011 en materia de derechos humanos en México.

En ese sentido, cambia el Modelo de Equidad de Género por el Modelo de Igualdad de Género con enfoque de Derechos Humanos. Además, dentro de las atribuciones de la Secretaría de las Mujeres se incluyó la de implementar mecanismos de seguimiento de las políticas públicas en materia de igualdad entre mujeres y hombres; así como generar indicadores para mejorar las acciones en cada una de las dependencias y entidades de la Administración Pública Estatal.